domingo, 29 de octubre de 2017

¿Por qué escribimos?


Hoy en día prácticamente escribe todo el mundo, las nuevas tecnologías han convertido a muchos objetos en lápiz y papel de fácil uso. El grave problema es que todos escriben pero solo una pequeña minoría lee. Cada vez es menor esa minoría, redundancia que es tristemente real, respaldada por los datos de ventas del último cuatrimestre en las librerías. 

Tal y como están las cosas, muchos me dirán: ¿Y quién es capaz de leer con todo lo que está pasando? Pues no hay mejor manera de romper con el ruido de ahí fuera que leer.

La lectura es la primera víctima en estos días de estrés político y convulsión ciudadana, que es inversamente proporcional a la gente que lee, es decir que aumenta el número de ciudadanos convulsos a cada minuto y estos a la vez escriben, incluso sin haber leído primero aquello a lo que responden, pero escriben.

La inmediatez de las redes sociales puede hacer pasar desapercibido un escrito pero un escritor de libros, un contador de historias de ficción, que superan la realidad y captivan a esa minoría, no tiene tanta suerte. Su mensaje tendrá poca posibilidad de camuflarse y  pernoctará en la mesita de noche anhelando que el lector en minoría tenga algún minuto de paz para robarle unas líneas a su historia.  

Si después de leer este artículo preguntáis a Mr. Google por qué escribir os dará respuestas y consejos de escritores famosos pero tengo mi propia teoría: por encima de la fama, las causas políticas, las monetarias, y más allá de las necesidades creativas, de las influencias de la ficción, de los traumas de unos y de otros, la verdadera razón por la que escribimos es para leernos.

Sí, escribimos para leernos a nosotros mismos, a veces lo disfrazamos de estrategias narrativas como por ejemplo decir que  la ficción dominó mi realidad, el personaje tomó las riendas de mi argumento o bien mis ideas me obligan a escribirlas… ¡excusas! El escritor escribe para leerse, es decir se envía mensajes a sí mismo, aquello que nunca diría, pensamientos que nunca reconocerá que son suyos, perversidades que le encantaría vivir o que ha vivido pero finge que alguien se las contó, vilezas a las que le habría gustado enfrentarse…Nos enviamos mensajes a nosotros mismos. Nuestro subconsciente intenta comunicarse con nuestro consciente, pero normalmente esos intentos se pierden en nuestro día a día mental.

El por qué existe esa necesidad, aquello que debemos  entender en nuestros propios escritos, eso ya lo debe averiguar cada uno. Es el gran reto de cada escritor, tal vez cuando lo averigüe  pueda dejar de escribir o bien encontrar la vía de seguir haciéndolo en paz.

Por eso os animo a leeros, sí,a retomar manuscritos o borradores antiguos y volver a leerlos, os sorprenderá el resultado. Encontraréis aspectos de vosotros mismos que están aletargados durante años y que intentan ver la luz del  mundo real en forma de personajes literarios.

Romper con la ficción y ser vosotros mismos, aunque sea un poquito cada día.


10 comentarios:

  1. Supongo que porque me gusta,soy mu simple para algunas cosa, aunque reflexionaré sobre el tema!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta semana como editora he tenido una charla con un gran escritor y realmente le he dicho que sí hay una dicotomía entre lo que escribe y lo que defiende. Pero, resulta muy complejo el que lo acepte el propio escritor. Gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Hola Ángeles, me encantó tu entrada. Tocas puntos que considero de gran importancia como el valor de la lectura para aplacar el ruido de la información que nos agobia y la propia releectura y lo que puede ocultar.
    Gracias por este texto.
    saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Narrar es un arte, un talento, un don. :) Gracias por compartir con nosotros tus ideas.

    Un abrazo.

    P.D. :) Ya hace falta otro concurso literario por parte de la editorial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Koriel, sí tienes razón sobre lo del concurso, pero ahora mismo sería imposible por falta de logísitca. Cuídate mucho

      Eliminar
  4. Hola Ángeles. Una entrada muy interesante, y que denota estar amparada en el conocimiento del mettier y en la búsqueda de explicaciones.
    Creo que cada escritor encuentra la suya y probablemente, muchas respuestas estén englobadas dentro de las que vos expresás.
    En contra de la lectura han actuado fuerzas diversas, múltiples y también, variadas.
    ¿Por qué todos esos escritores que quieren ser leídos no leen a los demás?¿De dónde salen además "tanto escritores", en el caso de darlos a todos por tales?
    ¿Qué significa ser escritor?¿Qué es un escritor?¿Qué es un lector?

    El verdadero escritor es un lector nato. No hay escritor que no haya devorado bibliotecas y continúe haciéndolo. No se puede ser escritor sin ser lector, pero sí se da el caso contrario. Se puede ser lector, un muy buen lector, sin escribir (no hablo de juntar palabras, sino de escribir, que últimamente el asunto está muy mezclado y parece que fueran la misma cosa).

    La escritura es un arte, racional, pero arte al fin. Por lo tanto, es una forma de ver y procesar la vida. Es algo que se trae naturalmente, como todas las expresiones artísticas se traen (aunque puedan ser educadas a posteriori). No es un supletorio del divan, pero permite bucear de manera eficaz en el interior humano y lo niegue o lo admita, el escritor refleja eso: lo suyo y lo de su entorno.
    La ficción, la crónica, incluso la poesía, son relaciones que se establecen entre lo exterior y el proceso interior. No hablo de esa muletilla tan común de "escribo mis sentimientos" (excusa imprudente si las hay para justificar la parición de cualquier expresión escrita como "de escritor" -fenómeno corriente de internet-).
    Hablo de que así como no todos los bailares pueden ser eximios ni todos los pintores pueden ser maestros, no todos los que escriben pueden ser escritores.
    Hay un plus que se llama talento y radica en la forma en la que un escritor encara un texto, en las imágenes que es capaz de dibujar, en el léxico que es capaz de usar, en la música que le imprime a lo que relata y en el modo en que puede llevarse a sí mismo hasta las lágrimas y por ende, al ocasional lector.

    Escribir, para un escritor, es una forma de vivir y de salvar su propia vida en muchas circunstancias, enfrentando a través de la escritura a todos sus demonios, a todos sus ángeles y a todos sus hombres.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Creo que me sirvirá de inspiración para mi próximo post. Saludos y bienvenido a este espacio.

      Eliminar
  5. ¿Porqué y para quién escribo?. Será que escribo por un sueño loco de poeta enamorado o por qué vivo en un mundo apresurado donde un leño que se quema lentamente, no es riqueza para gente que no ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante punto de vista, escribir como un poeta enamorado...En estos tiempos de presura hacer cosas pausadas alimenta el alma, sea cual sea su naturaleza, escribir es una de ellas. Saludos y bienvenido.

      Eliminar